viernes, 24 de febrero de 2012

La adicción es lo de hoy

Este es uno de los males del siglo XXI

Ana Giorgana
www.cecreto.com



LAS ADICCIONES SON LO DE HOY by cecreto

Las adicciones un mal silencioso y muy común en nuestra época...

rgana


Las adicciones se han convertido en un mal moderno. 
Para que una conducta sea considerada como una adicción 
requiere que cumpla con varios factores como son: biológico, 
genético, hereditario, psicológico y afectivo.


Las adicciones se van apoderando del individuo de una manera silenciosa y 
progresiva hasta que llega el momento en que se convierte en una 
dependencia afectiva, un fuerte apego y as adicciones 
parece que en la actualidad, dominan el cuadro de la vida afectiva 
y práctica de las sociedades


En cierto sentido cuando se habla de una adicción, 

la gran mayoría de las personas lo asocia con las drogas

En efecto, la droga es un tipo de adicción, pero no el único. 

Hoy en día, se observan infinidad de personas adictas a objetos

y situaciones que están socialmente aceptadas. 

Pero el objeto de la adicción puede ser cualquier evento, situación, 

persona o bien alguna sustancia.

Así observamos por ejemplo, una serie de conductas adictivas orientadas a en las 
diversas áreas de nuestra actuar en la vida diaria. 
Para no ir muy lejos, observemos nuestras dependencias a los celulares. 
En este momento de nuestras circunstancias sociales: "nadie puede estar sin el celular".

Tenemos la necesidad urgente de estar conectados, enchufados, 
es nuestra relación con el mundo, 
con los amigos, con nuestros seres queridos. 

Cuando una persona, por alguna razón, pierde u olvida el teléfono móvil, 
por momentos cae en ansiedad y se siente perdido del mundo, además, 
de que todos sus contactos están en ese pequeño aparato.

Observemos a los jóvenes, antes de salir lo primero que cargan es el celular. 
Existen infinidad de aditamentos para traerlo siempre a la moda a la vanguardia. 
Salir a pasear con los adolescentes es estar fragmentados, por un lado estamos con ellos, 
pero por otro lado, ellos están conectados al teléfono o al radio.

La adicción al Internet es otra de las debilidades y apegos modernos. 
La computadora y estar conectados en la red: "es una necesidad".
Participar en las redes sociales, y estar en el fenómeno de la visibilidad, es lo de hoy. 
Jóvenes y adultos pasan horas enteras navegando en estas redes. 
En esos espacios uno se entera de la vida de las personas. 
Sus gustos, aficiones, fotografías, en fin, la vida entera está en esos lugares. 
Algunos de ellos, gastan tal cantidad de tiempo conectados en esas redes o en el internet, 
que se ha convertido ya en un problema importante, las repercusiones se observan en el bajo 
rendimiento escolar y laboral.

Basta ver los noticiarios para dar cuenta de que los medios de comunicación y la sociedad 
han establecido una transacción secreta. 

A mayor escándalo, mayor consumo. 
La violencia, asesinatos, abusos y deterioro del mundo ecológico dominan el cuadro 
de las noticias.

Por otra parte también observamos otro tipo de adicciones como son el abuso 
y el consumo de drogas, 
el tabaquismo, el alcohol, así como, al trabajo, al sexo, al juego, a las diversiones.

Esto denota una serie de cuestiones internas que se representan en la vida social. 
Los seres humanos en lo individual formamos ese conglomerado que llamamos sociedad. 
Pareciera que hemos perdido la esencia de uno de los aspectos más importantes 
del ser humano, intentar de a cuerdo a nuestras circunstancias, 
construir un proyecto de vida 
que nos de satisfacción y nos permita relacionarnos de una manera sana y constructiva.


Nos apegamos a diversas adicciones para evadir una realidad externa o interna. 
La evasión ayuda a no estar en contacto con nuestras necesidades reales, 
con nuestros dolores actuales y con los problemas a los cuáles tenemos 
que hacer frente. Nos quita de contar con ratos de silencio y soledad.

Requerimos repensar las formas y maneras en las que estamos construyendo nuestra vida 
y nuestras sociedades, es decir, el consumo del cual, a veces es difícil escapar, 
alienta situaciones de adicción y de necesidades creadas, de las que creemos 
que no podemos prescindir.

Las conductas adictivas, se pueden observan en ciertos rasgos:
· Cuando no es posible separarse del objeto adictivo.
· Sentimiento de malestar y de enojo sí no estamos en contacto 
con aquello de lo que dependemos.
· Modificación de diversos patrones de sueño o de alimentación 
con tal de estar pegados al objeto del cuál dependemos.
· Evadir el mundo real para seguir chateando, hablando, trabajando, etc.

Estas son sólo algunas de las actitudes que pueden estar en relación directa 
con los apegos y necesidades. 
Es importante tomar conciencia de estas conductas 
obsesivas de adicción tanto en los jóvenes como en los adultos, 
y tomar medidas que nos ayuden, sobre todo con los jóvenes
 para hacerles conciencia de que no pueden perder su tiempo en tales actividades.

La modernidad y los avances tecnológicos ya no pueden detenerse. 
Pero necesitan estar al servicio del ser humano, no el ser humano 
al servicio de los aparatos, drogas, interntet, etcétera.

Te invito a escuchar este audio sobre las adicciones.

Visítenos: www.cecreto.com

Suscríbete a nuestro boletín

foxyform