viernes, 12 de abril de 2013

El Maltrato Infantil...

Ayer tuve la oportunidad de participar en un Coloquio sobre el tema de Maltrato Infantil.
Mi experiencia está centrada en todos aquellos que han sufrido maltrato infantil en alguna forma, pero trato las secuelas, lo que sucede años después del mismo.

Las huellas de este tipo de maltrato infantil son una de las constantes en la psicoterpia.

Los tipos y modos del maltrato infantil son variados y abarcan varios rubros. El maltrato a los menores es una constante en las sociedades, pese a que, los psicólogos, psiquiatras, especialistas han alzado la voz al respecto, parece que sus aportaciones son poco escuchadas en una sociedad carga de interéses y poder.

El maltrato infantil tiene variantes puede ir desde la parte física, esos golpes que ponen en evidencia ese maltrato infantil, pasando por la crueldad psicológica: enfados, culpas, castigos, encierros, agresiones que laceran el Ser de un infante que no tiene posibilidades de defensa frente al agresor. Luego vemos aquellos aspectos que tienen que ver con la sexualidad con todas sus aberraciones.

Hemos todos dicho que los niños de hoy son el futuro del mañana y también aprendí en el Coloquio sobre Maltrato Infantil del cuál fui expositor, que no son las generaciones del mañana, sino que son existencias del hoy que sufren y padecen un trato indigno que los constituye a una suerte que ellos no decidieron.

¿Qué clase de sociedades vivimos?


  • Adultos ocupados en sus problemas que permiten y ejercen cualquier tipo de abuso hacia los niños que posteriormente se convierte en Maltrato a los menores, Maltrato Infantil.
  • Padres que no logran superar su problemática y arremeten frente a ellos?
  • Una economía rampante que permite su explotación porque es un buen negocio?
  • Tráfico de niños, de sus órganos, de sus vidas y de su existencia.
Con qué derecho los adultos enfemos o no, les quitan una posibilidad a los menores de una existencia digna, de un desarrollo de juego de vida, de abrazar sus circunstancias y ser hombres o mujeres de bien.

En mi consulta Yo trato con las secuencias de esta circunstacia de maltrato, pero definitivamente, no se trata de saber qué hacemos después, sino que hacemos hoy...

La niñez es una capa muy vulnerable, su psicología no puede resolver ni comprender sus circunstancias de vida, aquellos que hemos sido afortunados, tenemos que alzar la voz, coindicir y estar alertas para contribuir a que esos niños que son víctimas de maltrato tengan mejores condiciones de vida , los derechos humanos lo sustentan en el papel.

Pero y nosotros qué?
Qué hacemos con los niños que nos circundan?



Tal vez, somos padres, psicólogos, educadores, trabajadores sociales, médicos, enfermeros.

Y nos contentamos en pensar que no es nuestro problema.

Todos estamos inmersos en contribuir o ser cómplices pasivos frente a esta problemática social y mundial.

Para mí, es muy importante la existencia humana y nada justifica ningún maltrato, abuso o agresión tanto para los niños como para cualquier individuo...

Soy Ana Giorgana y estoy dedicada a la calidad de vida emocional.

Y sí consideras que no puedes manejar tu ira, agresión hacia los pequeños, te sugiero que reflexiones, busques un especialita., 

A mí, puedes contactarme a través de la página www.cecreto.com


Tenemos que ser propositivos, más que agentes pasivos que perpetúan estas circunstancias de maltrato infantil.

Te invito a que mires este video sobre la importancia de la personalidad de los niños

miércoles, 10 de abril de 2013

La infancia la capa más vulnerable para el maltrato

Los adultos somos responsable de cuidar y proveer a la prole de los mejores cuidados para su desarrollo. Las generaciones de adultos, representan y son necesariamente los indicados para cuidar a los pequeños. Lejos de estar conscientes de esta importancia en su vida, se lanzan a la tarea de agredirlos, lastimarlos, golpearlos, regañarlos, y hasta darse el lujo de tornarse crueles y además de maltratarlos sin tapujos. La infancia es una etapa de la vida que lleva al desarrollo, al crecimiento, a aprender las habilidades intelectuales, sociales, emocionales. Al mismo tiempo, el hogar es el lugar, en el que se aprende el respeto, la admiración, el cariño, la responsabilidad, la pertenencia y la identidad. En esta identidad se forma el autoconcepto y la autoestima.

 Sin embargo, parece que muchos adultos no pueden observar esa gran diferencia. Los niños no pueden reaccionar ni entender las agresiones y abusos a los que algunas veces son expuestos, porque su psicología se encuentra en formación.

No pueden defenderse, no tienen los elementos. Además, un niño, hará lo que sea necesario tolerar, solo para pertenecer y agradar a los padres y a los adultos.

 No le queda de otra, depende de ellos, en todos los sentidos. Los hogares se encuentran imbuidos en las necesidades adultas, sin darse cuenta que los niños es la capa más vulnerable.

 Arremeten contra ellos para dar rienda suelta a sus impulsos de placer y de enfermedad, como en el caso del abuso. Se les lastima y agrede cómo si fueran responsables de todas las frustraciones parentales. Se les exige que respondan y además que se aguanten a las neurosis de los adultos.

 Los niños no cuentan con elementos para entender, para comprender, para limitar el mundo de los adultos. Existen padres, que vuelcan toda su rabia, y les reclaman, que los hijos, son los responsables de su situación ya sea de carencia económica y afectiva.

 Otros, los vuelven confidentes, y quieren que se pongan en contra del otro padre, con el que están en conflicto. Por otro lado, las sociedades, pareciera que también se ensañan en cargarles la mano a los niños, trafican con ellos, les venden drogas, los explotan en la pornografía infantil, los someten a trabajos forzados y después de todo, sí protestan, una vez más, desatan la ira y el maltrato. Qué estamos haciendo con la infancia, qué clase de adultos somos que no somos capaces de cuidar una parte de las capas más preciadas de la sociedad, la infancia. No olvidemos que los niños serán los jóvenes de mañana y las generaciones futuras.

 Con qué elementos van a llegar a ser líderes de sus sociedades, de sus hogares, de la economía. En Psicología, nadie puede dar lo que no tiene o siente que no merece. Entonces cómo un niño en el futuro cuidará de sí mismo, sí nunca supo lo que es ser querido y protegido.

 Cómo va a cuidar su hogar, su ciudad, su país, y en términos, macro el medio ambiente, la economía a ver por otros y también ayudarlos a su desarrollo, sí ellos, sólo han recibido agresiones en la casa, en la escuela y en el medio ambiente. Seamos más conscientes, los adultos tenemos una gran responsabilidad, los niños no son responsables de nuestros problemas. Brindémosles un mundo mejor, y eso, necesariamente se inicia con la toma de conciencia personal.

 Le propongo un ejercicio, sí usted, alguna vez, sufrió maltrato. ¿Cómo se sintió?, ¿Qué consecuencias tuvo en su vida? y sobre todo, porque sí eso le marcó en la vida, ¿Lo sigue haciendo o lo permite con los menores? Sí ha detectado alguna forma de violencia en su comportamiento que no puede entender o parar, consulte a un especialista. En Cecreto nos preocupamos y atendemos siempre la parte más sensible de los seres humanos, su propia existencia y experiencia. Gracias por leerme mi Misión es la calidad de vida emocional.
Soy ana giorgana
www.cecreto.com

Suscríbete a nuestro boletín

foxyform