jueves, 19 de marzo de 2015

Modos de ser y vivir en Familia

Ana E. Giorgana
www.cecreto.com
Marzo 2015

Resultado de imagen para familias latinas felices
Cómo hemos visto en los artículos anteriores, la familia y sus tipos, también existe una categoría que nos permite comprender los modos cómo las familias se organizan e interactúan y así poder comprender a qué tipo de Familia nos estamos refiriendo.
Éstos modos de ser Familia no son correctos o incorrectos simplemente reflejan de qué manera los miembros de la familia interactúan y se complementan en sus roles y funciones. Existen una gran cantidad de variantes. A continuación hablamos de las más comunes:
Familias Rígidas: se refiere a grupos familiares que tienen dificultad para sobrellevar los cambios y conflictos. Consideran que sus valores, rituales, costumbres es la única manera viable de poder vivir en familia.  El tipo de padres es generalmente autoritarios y lo hijos se someten. Este tipo de vínculos genera una gran cantidad de problemas y resentimientos. Los roles son fijos y las conductas tienen que estar, por regla general, bajo control.
Familias Sobreprotectoras: generalmente son grupos familiares que viven mediante el apego, la ansiedad y la angustia. Viven bajo la premisa porque te quiero te cuido. No permiten un desarrollo independiente de sus hijos. Por el contrario, les infunden miedo y temor fuera del medio familiar.
Los hijos generalmente están acostumbrados a que todas sus necesidades se resuelven. Padre sobreprotectores. Hijos tiranos padres obedientes.  Hijos sin responsabilidades. Alentados no crecer y no ser adultos.
Familias Permisivas: En este tipo de familias, los padres no toman su responsabilidad como figuras de autoridad, por el contrario, los límites son difusos. No existen consecuencias que puedan regular la conducta de los hijos. La educación es laxa y todo se disculpa. Muestran temor para disciplinar a los hijos, tienen miedo de traumarlos.
Generalmente optan por el diálogo, solapan las conductas inadecuadas. Todo se permite. Todo se acepta. No existe claridad en cuanto a lo que se espera de los hijos y de los miembros de la familia. El enojo no es un sentimiento fácilmente aceptable en estas familias.  Los padres, sobre todo, muestran temor de ser una
Familias Inestables: La emocionalidad e inestabilidad es una condición en este tipo de grupos familiares. No existe claridad en la educación, en los valores, en el proyecto de familia. La familia es desunida, no le interesa lo que le ocurra al otro. La inestabilidad es de todos los días, se vive un clima, inseguro, poco confiable, a veces amoroso, a veces agresivo u hostil. El afecto no se demuestra de una manera genuina, por el contrario, la empatía está fuera de su alcance. Son familias que se encuentran en una sobrevivencia afectiva.
Familias Amalgamadas: En este tipo de vínculos familiares la consigna es la pertenencia al grupo. El grupo es más importante que las necesidades de los individuos. Por tanto, todo lo hacen juntos. El proceso de individualización se ve impedido porque todo tiene que ser junto con los demás miembros de la familia.
No se tolera la separación. Se llega al chantaje y a la culpa por no desear hacer las cosas en relación al resto de los demás miembros del grupo familiar. Todos tienen que pensar igual, sentir igual, estar en la misma sintonía, de lo contrario, se reprime y castiga afectivamente ser diferentes. Lo único valioso es el grupo y sus valores y actividades, el resto no es una manera sana de estar en la vida, según apelan los padres de este tipo de vínculos. La diferencia es vista con sospecha.
Familias Estables: generalmente se encuentra unión, respeto por la individualidad del otro, se alienta la independencia y autonomía. Los roles se encuentran muy bien definidos sin ser rígidos. El proyecto de familia y el de los individuos es muy importante. La expresión de necesidades, la comunicación y el

Existe un sinfín de formas de hacer familias. Cada una de ellas tiene sus propias características y condiciones especiales. Toda familia impone sus propias reglas de convivencia y mandatos sociales para que puedan desarrollar los roles dentro de la misma. Cada una de estas familias va a generar diversos roles y formas de establecer los patrones de comunicación, relación y formas de organización.
En mi opinión, la Familia es un espacio en el que se viven situaciones de crecimiento y también de una gran desilusión y disfunción, cómo es, por ejemplo: la violencia, el abuso.
En Cecreto tenemos el compromiso de prestar un servicio altamente calificado hacia la calidad de vida emocional. Y, nos dedicamos al cuidado y calidad de vida de las parejas y las familias.
Cómo Recuperar la confianza en el amor: heridas y cicatrices en la relación de pareja.
Y, uno de los grandes éxitos editoriales: Me enamoré de un Imbécil y ahora qué hago? Y que solo está disponible en librería de México y España.

miércoles, 18 de marzo de 2015

La Familia en los tiempos modernos...

Ana E. Giorgana
www.cecreto.com
Resultado de imagen para familias felices
Marzo 2015


La familia es un espacio psicológico en el que aprendemos todas las reglas de la sociedad.

La familia está considerada el núcleo de la sociedad.

La familia como la sociedad se va transformando en sus formas de relación.

¿Sabías que hay diversos tipos de familias?


Definición de Familia: 
Una familia es aquella en la que las personas conviven bajo el mismo techo y cuentan con lazos afectivos por elección o consanguinidad. Leer más

La Familia y su formas de relación:
No todas las familias son iguales. Cada una marca sus estilos de convivencia, por tanto, los roles son variables. Leer más.

La Familia está en crisis?
La Familia tradicional como la conocemos ya no responde a las necesidades de la globalización, por tanto, también cambia en estructura y roles establecidos.  Leer más

Tipos de Familias:
En la actualidad hablamos sobre diversos tipos de familias: clásicas, monoparental, ensambladas.  Leer más

La pareja es el núcleo de la familia, por tanto, es importante, trabajar en ella y ver nuestras formas de relación.
Las parejas funcionales o disfuncionales van a definir el tipo de familia que conformamos. Leer más


Gracias como siempre por estar aquí





Terapia en línea una forma moderna y sencilla de contar con un especialista.

domingo, 15 de marzo de 2015

El amor y las relaciones humanas en una sociedad líquida: Bauman Zigmunt

Ana E. Giorgana
Marzo del 2015Resultado de imagen para el amor liquido

Uno de los planteamientos más interesantes acerca de la sociedad moderna, a mi juicio, es la planteada por Bauman Zigmunt en sus escritos sobre: "Sociedad Líquida y Amor Líquido", sus reflexiones apuntan hacia una realidad que en la experiencia individual de las personas se observa dentro de las actividades de la psicoterapia.

Uno de sus conceptos principales: la liquidez de la vida nos acerca hacia una realidad fuera de serie, hombres y mujeres de la modernidad luchando por sobrellevar sus existencias y amores que se muestran, más bien, líquidos que cimentados dentro de un orden de permanencia.

En estas sociedades líquidas los compromisos son obstáculos para la individualidad. Por tanto, las estructuras e instituciones que antes daban y otorgaban el sustento de la sociedad, como la familia, ahora en los individuos líquidos, resultan ser un impedimento para la realización personal e individual.  Mejor solteros que casados.  Así, podemos observar, como en este juego social las parejas cada vez con mayor frecuencia, eligen no tener hijos. 

Para Bauman, las formas de pensamiento y el esquema de convivencia en el hombre consumista, individualista se encuentran sus modos y maneras de relación: " la finalidad no es el consumo mediante la acumulación, por el contrario, es la adquisición de objetos, cosas para usarlas, y una vez, que cumplen su función desecharlas".

Así las cosas, por tanto, los vínculos, las relaciones de pareja, la sexualidad están orilladas al mismo destino.  Una sexualidad que se otorga o antoja sin compromisos, a la luz de la belleza, la sensualidad y que se desvincula por completo del amor, de la seguridad, de la permanencia. Ya no es tan importante trascender a través de los hijos, la trascendencia, sí existe, no está señala en la prole, sino en la realización de la individualidad.

Sí bien es cierto, dentro del marco de referencia del que me ocupo, puedo observar, como estos hombres y mujeres claman por una relación íntima, pero que al mismo tiempo, no están dispuestos a apostar por su permanencia.  Desean mejorar, desean tener una vida más plena. Pero se encuentran cara a cara con su soledad que les plantea la tragedia de sus días y noches. Porque el amor en pareja contiene y conlleva riesgos que sí decidimos vivir en pareja tenemos que afrontar.

Así mismo, prolifera el asesoramiento para lograr tener un deseo de conexión. Buscan ayudas rápidas, cambios de un día para otro y estrategias para continuar con su vida en soledad. Sí las técnicas para resolver su vida en pareja no son rápidas y eficaces son desechadas a la menor oportunidad. Los cambios tienen que ser prontos y rápidos, según lo que he podido observar dentro del asesoramiento psicológico y la psicoterapia.

Y, ante todo, una amores sin ataduras permanentes.
Amores llenos de odio y necesidad.
Amores obsesivos.
Amores infieles. 
Amores adictivos.
Amores problemáticos.   Todos ellos de los que se espera todo a cambio de nada.

Amores y vínculos llenos de ambivalencia. Amores que plantean la tragedia de continuar con su individualidad sin renunciar a la compañía, la solidaridad, pero sobre todo, las fallas en los planteamientos que pudieran sustentar relaciones más placenteras.  Por el contrario, cuentan con una serie de dependencias emocionales mal sanas que llevan a vivir todo tipo de situaciones que van más allá de la dignidad humana: violencia, indiferencia, falta de solidaridad y compromiso humano frente al otro de una manera empática.  Con una gran contradicción en sí misma, por un lado, unos amores amalgamados, y por otra parte, una renuncia al compromiso de manera escalofriante.

Sociedades Líquidas solo pueden dar relaciones y vínculos escurridizos, frágiles, sin ataduras bien afianzadas que le den sustento a la relaciones con otros y a la pareja.

El otro se ha vuelto una amenaza para los fines individuales, un extraño que entorpece la realización personal.  Ciframos amores egoístas, narcisistas, fríos sin sustento para la calidez humana.

A mi. puedes contactarme en www.cecreto.com

El amor narcisista y la relación de pareja
El riesgo de amar a una persona narcisista.
El narcisista: un seductor indomable.


Ana E, Giorgana:

El amor liquido de Bauman Zygmunt




El amor líquido de Bauman Zygmunt

Ana E. Giorgana
Marzo/2015Resultado de imagen para liquido amor

El amor líquido es una reflexión sobre las diversas formas de relación amorosa que se llevan dentro de la sociedad moderna. Para Bauman, el amor líquido, se inserta dentro de lo que él ha denominado, la modernidad líquida, que define como:

 Una sociedad que se define por su estado fluido y volátil de la actual sociedad cuyos valores no son demasiado sólidos. La incertidumbre es el centro de una rapidez vertiginosa de cambios que van debilitando, cada vez más, los vínculos humanos. Los lazos entre los individuos se van convirtiendo cada vez más, en uniones provisionales y frágiles. Y, yo agregaría: vínculos endebles, sin compromisos reales y desechables.

Unos vínculos que se encuentran enlazados de manera dudosa, basados en la desconfianza, en lo relativo, en lo mediático, y que al mismo tiempo, se viven como una necesidad y el centro de la propia existencia. 

La ambivalencia domina el cuadro de dichas relaciones, el amor líquido se escurre por todos lados de la existencia de los hombres y mujeres en las sociedades líquidas. A mi parecer, y de acuerdo a mi experiencia en la psicoterapia: un deseo intenso de fusión y unas ganas ardientes de libertad.  Así la individualidad va tomando su forma, su tamaño y el amor se acomoda según la forma y la manera del recipiente del individuo.

La psicoterapia, según el autor, que llama Counselling como una forma utilizada en gran medida en las modernas sociedades líquidas, las personas buscan una respuesta para "relaciones de bolsillo". En realidad, uno de los grandes dramas que se vive dentro de esta experiencia es el sufrimiento intenso de no poder establecer una relación profunda, pero de hecho, las personas, carecen, en su mayoría, de elementos claros y visibles para sostener una relación a largo plazo con todo lo que implica.

El amo líquido se encuentra dentro de los fangos de la inseguridad, el acecho de la infidelidad, el amor en el centro, pero un amor líquido se diluye, se encierra, se escurre por todos los lados posibles en la psicología de las personas.

Ahora, recuerdo, al escribir este texto una frase de un poema de Pablo Neruda:

"Que nada nos una para que nada nos separe". 

Me parece, que esta frase resume de una manera puntual esta forma de amar. Te necesito, te amo, te quiero, pero no puedo unirme a ti, el miedo de la separación de la fusión es tan doloroso mejor mantener nuestra distancia.

El amor líquido se centra en las relaciones de red, en las relaciones virtuales en las que conectarse y desconectarse es una elección del momento, una elección de la modernidad, En la vida de los individuos así parecen ser sus compromisos: laxos, poco duraderos y con compromisos endebles. 

Sin embargo, frente a este amor líquido, la experiencia humana se muestra desgarradora, las crisis, las adicciones, el amor lleno de miedo, dependencias emocionales y una gran cantidad de sintomatología se presente frente a estos individuos en dónde nada es para siempre, por el contrario, todo es mediático, pronto, rápido y sin durabilidad.  Un forma de amar sin condiciones pero llena de expectativas. Rojas en su libro el Hombre Light también habla sobre estas formas de vínculos amorosos que lejos de complementar el sentido de vida lo transforman en algo ligero y sin sentido.

En mi artículo: Vivir Ligerito es lo de Hoy, hablo sobre estas formas y maneras en las que las sociedades y los amores se escurren por entre los dedos, sin darnos cuenta que somos activos partícipes de esta manera de vivir. Ligeritos en los compromisos, en las críticas, en el análisis personal y del entorno, en las relaciones con otros, en fin, en nuestras formas de comportarnos, sintiendo que los demás no comprenden nuestra tragedia amorosa.

Ante este amor líquido, ante la fragilidad de los vínculos humanos, ante la forma de estar dentro de esos amores sin sentido, sin permanencia surgen y saltan las inseguridades y los miedos más humanos pero sin conciencia:

El temor al abandono, al rechazo, al desamor, a la búsqueda implacable de un amor romántico que nos complete para toda la vida como una fantasía de rescate para sentirnos plenos y rebosantes de energía. Eso sí, sin perder la propia individualidad en el intento. ¿Será posible?

Ante este tipo de relaciones líquidas vemos como el establecimiento del amor cargado de una ambivalencia malsana se convierte en diferentes tipos de amor:

Amores obsesivos, amores de bolsillo, amores adictivos, amores infernales, amores infieles, amores codependientes, y, desde ahí, buscamos la satisfacción más profunda de la fusión para después sufrir en la separación.   Estos amores han sido analizados en mi libro: Me enamoré de un Imbécil: Y, ahora qué hago!.   La voz de una gran cantidad de hombres y mujeres que depositan todo su amor en una persona, y luego, cuando no le cumplen, lo desvalorizan al grado de humillarlo para acallar el peso de su dependencia emocional.

En cierto sentido, el amor tiene sus riesgos dentro de una relación a largo plazo y duradera, nadie puede vivir pensando y esperando que el amor es el único aceite que vigoriza una relación de pareja, pero esa es la apuesta. Por tanto, en mi libro: Cómo Recuperar la Confianza en el amor: heridas y cicatrices en la relación de pareja, hablo sobre cómo enfrentar lo irremediable, y volver a sí mismo, desde una perspectiva más humana.

Así las cosas, sin embargo, cada uno tendrá que reflexionar sobre su forma de insertarse dentro de una modernidad líquida porque en cierta forma, quiénes estamos dentro de estas profesiones de ayuda, observamos, la tragedia humana y las consecuencias irremediables de la liquidez del amor en carne propia de la existencia de hombres y mujeres que sufren, viven y se desgarran el alma frente a esta realidad de la modernidad.

el amor romántico
el amor narcisista.
el amor asociado al sufrimiento

A mi, puedes encontrarme en www.cecreto.com






Suscríbete a nuestro boletín

foxyform