domingo, 22 de mayo de 2011

Relaciones Estresantes

Inicio

Relaciones Estresantes...

21 de mayo del 2011

Calidad de vida emocional

Ana Giorgana


El Estrés es una de las características de las sociedades hoy en día. Demasiadas actividades que hacer. Responsabilidades y tiempos que cumplir. Generar el dinero que se requiere para mantener a la familia. Compromisos sociales, económicos, personales y laborales.


El Estrés es una reacción normal del organismo que tiene la función de activarse frente a situaciones de peligro o de amenaza. Cuya característica es ponerse a la defensiva ya sea para huir o tomar alguna acción frente a una situación que se percibe comprometida tanto de la seguridad física o emocional.

En ese momento, una gran cantidad de factores fisiológicos se desencadenan y preparan al organismo para el ataque, principalmente la fuerza que se siente para atacar, para huir o para cualquier la sentimos justo en las piernas, en los brazos y también como una gran fuerza que se activa como sobrevivencia.

Pero el Estrés cuando se vuelve un cotidiano en la vida siempre tiene repercusiones en todas las áreas de la vida del individuo. Es decir, en lo personal, en lo social, en lo laboral, en lo familiar y hasta en correspondencia con la salud y las emociones.

Con el Estrés todo se implica. No es posible quitarlo así como así se requiere de realizar acciones concretas para no estar a merced del estrés. Se requiere una fuerza mayor para combatirlo y esto se le denomina “tomar conciencia” de cuáles son aquellos factores que están desencadenando este tipo de manera de vivir.

El individuo es una persona que está en relación con todo lo que le confiere y no puede evitar las situaciones estresantes de la vida. También eventos positivos generan Estrés, como son por ejemplo: bodas, la organización de eventos importantes y significativas en la vida, el término de una carrera, ascender a un puesto de trabajo, el nacimiento de un hijo, etcétera.

Esos factores estresantes en el momento en que el evento sucede, pasan, las personas se relajan y listo. El problema surge cuando se vive de manera estresante todos los días y de manera cotidiana.

¿Qué es lo que se afecta?

Ante todo el primer punto es la relación con nosotros mismos:
-      Se vive en un estado de angustia permanente.
-      Síntomas psicosomáticos: dolores de cabeza, trastornos de sueño, trastornos de alimentación, abuso de sustancias.
-      Inicio de alguna enfermedad crónica cómo:
o    Colitis.
o    Gastritis.
o    Hipertensión, entre otras.
Pero un factor más en este sentido, es que en el momento en que a una persona le reportan que cuenta con este tipo de padecimiento, se siente aún más estresado.

En segundo término se encuentra en relación con las emociones y las funciones psicológicas superiores:
-      Anisedad.
-      Desesperación.
-      Sentimientos de impotencia.
-      Miedo, aprehensión.
-      Emociones desbordantes.
-      Crisis de llanto.
-      Alteraciones de la atención y la concentración.
-      Pensamientos confusos y poco claros.
-      Acciones impulsivas y sin reflexión.
-      Parálisis.

Una tercera manera en que el Estrés afecta la vida es en el plano familiar y social:
-      Las relaciones se tensan.
-      Impulsividad, agresividad.
-      Reacciones desproporcionadas al evento.
-      Los niños también llegan a padecer el estrés.
-      Enojos incontrolados.
-      Relaciones conflictivas sin visos de solución aparente.
-      Insatisfacción en las relaciones sociales.
-      Rencillas y diferencias causadas por factores de estrés.

Como cuarto factor de relación con el trabajo y en la escuela:
-      Falta de motivación.
-      Trabajo deficiente.
-      Ausentismo laboral.
-      Bajo rendimiento escolar.
-      Distracciones.
-      En actividades que requieren de algún trabajo físico, puede haber incluso: mutilaciones o pérdida de alguna extremidad.

Aunado a todo este espectro que impacta en la vida puede ir aparejado, por condiciones de vida que también requieren de atención: alguna enfermedad en  alguno de los miembros de la familia, la pérdida de un ser querido, pérdida del empleo, condiciones económicas, en fin, podría haber una lista interminable.

Por ello, los especialistas insisten en lo importante que es atender todos y cada uno de los factores que desencadenan el Estrés como una reacción permanente en la vida de las personas.

Cuando no se está preparado para enfrentarlo, puede ocasionar incluso el suicidio ante la impotencia para resolver la circunstancia de vida.

La gran mayoría de los individuos no se detiene a pensar cómo puede resolver sus situaciones estresantes, por el contrario, se lanzan a una estampida de acciones que generalmente no son efectivos porque están impregnados con una carga emotiva, física enorme.

No existe ningún antídoto para el Estrés que hacer un alto en el camino y reflexionar cuáles son los problemas que enfrentamos. Aceptar el hecho. Disponer de una serie de acciones que permitan ir resolviendo poco a poco lo que se requiere. Pedir consejo. Establecer un plan de trabajo y de metas y cumplirlo.

Dedicar un tiempo a descansar y realizar una actividad que sea placentera. No importa lo que sea: leer un rato un libro, pasar un tiempo de calidad con la familia, darle de comer a la mascota. Algunas personas lo entienden cuando llegan a una situación límite, como puede ser: un infarto, un accidente, un divorcio.

Por supuesto que las relaciones estresantes no pueden evitarse del todo. El problema no es la situación sino la forma en la que se reacciona al evento que desencadena el estrés.

No es necesario llegar a tales situaciones límite para hacer un alto. Es mejor hacer una parada hoy y repensar la vida misma y el impacto que está teniendo en cada una de las relaciones que establecemos.

Los especialistas consideramos que este Estrés es manejable. Primero la persona tiene que cobrar conciencia de que está siendo arrollado por una espiral de estrés, y si no puede superarlo solo, para ello, existen los especialistas.

Se puede consultar al médico, al psicólogo. No sin razón en momentos como hoy, han proliferado centros holísticos que ofrecen terapias alternativas que relajan, que calman, así como actividades que permiten centrarse en el presente como son el Yoga, Chi Kun, la meditación, entre otras.

La respiración es la base para controlar el estrés, si usted aprende el arte de la respiración y de centrarse en el presente, en realizar una sola cosa a la vez, le aseguro que una gran porción de los desencadenantes del Estrés podrán manejarse.

Y quisiera concluir esta columna con una frase que le he escuchado a Anthony Robbins:

“No son las circunstancias sino las decisiones que tomas en lo referente a ellas lo que configura tu estilo de vida”.

Por tanto, si estamos en una situación de estrés permanente, requerimos tomar las riendas de nuestra existencia porque de ello dependen todas y cada una de las relaciones con nuestra circunstancia de vida.

Sobre todo si somos padres, educadores, consejeros y trabajamos con generaciones menores, con mayor razón, debemos ser un modelo para hacer que la infancia y adolescencia aprendan que los adultos pueden enseñarles a realizar acciones positivas a pesar de las circunstancias. Somos modelos de enseñanza y que mejor que aprendan, que en la vida todo siempre tiene una solución.

Gracias por leerme, mi misión es la calidad de vida emocional y su impacto en lo social.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete a nuestro boletín

foxyform