jueves, 6 de agosto de 2015

Las adicciones comportamentales o del comportamiento...

www.cecreto.com
Ana Giorgana
6 de Agosto del 2015Resultado de imagen para adicciones comportamentales

Las adicciones comportamentales son aquellas que están dirigidas al comportamiento, en las que no existe una substancia de por medio, como el alcohol o cualquier otra droga.

Por tal motivo se les denomina adicciones comportamentales, es decir, influyen sobre el comportamiento de las persona. Consumen horas en esa actividad

Y, también se presentan los mismos tipos de sentimientos como: ansiedad, estrés, dependencia emocional, sentido de urgencia y dejar otras actividades y relaciones para realizar su actividad preferida

Adicción a las compras o compradores compulsivos: una urgencia por gastar, por comprar sin mediar una lógica acerca de sí es necesario, o no, en nuestras vidas.  Leer más.

La adicción al trabajo workaholic:  Se trata de personas que están metidos en el trabajo todo el tiempo. En casa siguen en la computadora. Llevan trabajo los fines de semana y no logran entrar en calma cuando están en otras actividades que no sea el trabajo, se aburren.  Leer más.

La adicción a las redes sociales:  estar conectado, estar cerca de los lejanos y muy lejos de los cercanos.  Leer mas.

La adicción al juego o ludopatía: lo más importante en este tipo de comportamiento es la apuesta. Apostar genera una gran cantidad de adrenalina para las personas que cuentan con este tipo de adicción.  Leer más.

Y, gracias como siempre por estar aquí
Ana Giorgana

martes, 4 de agosto de 2015

La adicción a las compras: una promoción de la sociedad de consumo

Ana Giorgana
agosto 2015
www.cecreto.com



Todas las adicciones se encuentran dentro de lo que se denomina Trastornos de Ansiedad, principalmente aquella que tienen que ver con el comportamiento. No necesariamente tienen una base de abuso de sustancias.Resultado de imagen para compradores compulsivos

Algunas personas se encuentran inmersas dentro de la sociedad de consumo. La gran mayoría de los estímulos están destinados al consumo, a la compra.

La adicción a las compras se convierte en un problema cuando los gastos se salen de control. Una compra exagerada, inapropiada o fuera de control. Incluso, generalmente, sobre cosas intrascendentes, que no se necesitan.

Con frecuencia, estos gastos están encaminados a: exceso de comida, de ropa, de joyas, de zapatos, plantas o lo que sea. Cualquiera puede ser el objeto de compra.

Sin embargo, existe una pauta de comportamiento del comprador compulsivo:
La culpa. Se sienten muy mal cuando se dan cuenta de lo que han hecho. Un tanto como los comedores compulsivos que no pueden dejar de tener atracones.  En este caso, el atracón es hacia la compra.

Los compradores compulsivos pueden abusar de las finanzas familiares, de la pareja, o bien, de ellos mismos. Lo importante es comprar. En la ludopatía lo importante es apostar.
La compra compulsiva: “se caracteriza por un deseo imperioso por comprar algo, no importa qué y sin importar sí el objeto se necesita o no”.

Como toda adicción, cuenta con un fondo depresivo y ansioso, del cual se huye y se evita, lo que lleva al comportamiento adictivo. Además de estar aderezado por un problema en la valoración personal o autoestima.  Se sienten poderosos y valiosos al comprar.

Generalmente las mujeres lo presentan con mayor frecuencia que los hombres. Y, está en relación directa con el aprendizaje de patrones familiares de consumo, o bien, de carencia durante un largo tiempo.

El hecho de comprar les genera plenitud, poder, autoestima. Por tanto, es esta sensación lo que les lleva a repetir de manera compulsiva estar comprando. Evitando emociones como: el enojo, la ira, la ansiedad, la falta de valoración personal y la depresión.

Se han identificado algunas fases por las que atraviesa el comprador compulsivo:

Anticipación: están llenos de ansiedad por un objeto o por la compra en sí.
Preparación: cómo lo van a comprar, dónde, con qué tarjeta, generalmente viven endeudados.

La compra en sí: la excitación de comprar el objeto anhelado o deseado. Un éxtasis indescrptible. Este gozo no se compara con otra cosa en su vida.

Las personas adictas a las compras lo hacen solas. No están dispuestos a compartir su gozo ni su vergüenza por lo que realizan. La culpa a menudo se aparece como la compañera más fiel.

Existe un reconocimiento y una toma de conciencia de su comportamiento exagerado, pero no pueden evitarlo, y es ahí, donde se convierte en un problema.



Como en toda adicción existen patrones persistentes dentro de la esfera afectiva y psicológica. En Cecreto estamos especializados en el trabajo de dependencias emocionales porque la adicción al trabajo es una de ellas.
Contáctanos a través de www.cecreto.com


La Ludopatía o adicción al juego...

Ana Giorgana
Agosto 2015Resultado de imagen para hombres adictos al juego
www.cecreto.com

Como he mencionado en otros artículos, la conducta adictiva es aquella que no puede prescindir de hacer o estar en contacto con el objeto de la adicción.  Hoy trataremos la Ludopatía, compulsión al juego o adicción a los juegos de azar.

La adicción al juego o Ludopatía se refiere a la persona que muestra una conducta compulsiva al juego. Compulsivo significa repetitivo y que no puede dejar de hacer.

La Ludopatía o adicción al juego se convierte en adicción cuando esta conducta afecta de manera negativa la vida de las personas. Se manifiesta como una necesidad incontrolable al juego. A la apuesta.

Generalmente, se dice que es una adicción al juego cuando:
-      El juego se convierte en la única actividad más importante para la persona.
-      Cuando impacta de manera negativa en la familia: peleas, falta de dinero, discusiones, un descuido importante en la familia, el hogar y el trabajo.
-      Descuido personal.
-      Horas enteras dedicadas a esta actividad.
-      Lo más importante es la apuesta, no si la persona gana o pierde. Sino la apuesta.
-      Se dejan de lado actividades: familiares, sociales, de trabajo e incluso personales.
-      En casos extremos se apuesta hasta el patrimonio familiar, de tal manera, que existen personas que viven en el día a día por el juego.
-      La Ludopatía o adicción al juego lleva a algunas parejas al divorcio.

Algunas causas de la adicción al juego o Ludopatía
Los expertos consideran que la gran mayoría de las adicciones se padece porque existen necesidades inconscientes no satisfaces que se anula y se satisfacen a través del juego, alcohol, sexo, trabajo.

Toda adicción es una forma de evitación. En la adicción al juego el gran problema es que existe el riesgo de perder el patrimonio familiar o la poco o mucha fortuna que se tenga.

El adicto al juego si no está en esa actividad del juego se muestra enojado, irascible, con una ansiedad difusa y con la necesidad de dejar todo para ir al lugar de juego, o bien, desde su casa en el internet.

Algunos síntomas que se encuentran en relación directa con la Ludopatía o adicción al juego:
-      Ansiedad, desesperación y una fuerte sensación de frustración para conseguir o disponer de dinero para el juego.
-      Como dijimos anteriormente, el hecho, está centrado en la apuesta. Por tanto su necesidad de apostar cada vez más y de manera compulsiva se incrementa.
-      No puede parar gane o pierda.
-      No ha logrado renunciar al juego. Lo intenta. Se promete. Pero finalmente, vuelve al mismo comportamiento compulsivo al juego.
-      La mentira es una de las características del comportamiento adictivo: ya no voy a jugar, no fui a jugar, solo aposté tanto, solo estuve una hora, etcétera.
-      Dejar de lado todos los compromisos para estar en el juego.
-      Conducta irresponsable consigo mismo y con  los otros.

¿Qué hacer frente a una conducta de adicción al juego o ludopatía?
1.- Aceptar que la necesidad por el juego controla la vida.
2.- Recurrir a especialistas en adicciones.
3.- Aprender a tolerar los sentimientos que se viven cuando no se está dentro del juego: tristeza, dolor, frustración, ira, ansiedad, dolor, depresión.
4.- Estar en abstinencia.
5.- Entrar a un grupo de ayuda o psicoterapia.
6.- Trabajar sobre la dependencia emocional hacia el comportamiento adictivo del juego.
Como en toda adicción existen patrones persistentes dentro de la esfera afectiva y psicológica. En Cecreto estamos especializados en el trabajo de dependencias emocionales porque la adicción al trabajo es una de ellas.
Contáctanos a través de www.cecreto.com

Las adicciones a las redes sociales un comportamiento que aleja a todos...

Ana Giorgana
Agosto 2015
Temas de Actualidad
www.cecreto.comResultado de imagen para adiccion a las redes sociales

Las adicciones son un estilo de vida en el mundo moderno:
Adicciones al deporte, adicciones a la comida, adicciones al trabajo, y ahora, la adicción a las redes sociales. Estar conectado permanentemente con otros.

El estar conectados es una necesidad en el mundo actual. Pero lo más importante en adicción es:

¿Cuánto tiempo pasas revisando tus redes sociales?

Y, ¿para qué estás todo el tiempo en ellas?
Por supuesto, que los estudiosos de la conducta han elaborado una serie de estudios al respecto. Una de los síntomas más importantes el dejar de vivir el presente. Relacionarse de manera profunda con la persona que se tiene enfrente, y por el contrario, estar muy atentos a una conexión difusa con todos y con nadie.

La adicción a las redes sociales como cualquier otra adicción tiene como referencia su obsesión, compulsión y necesidad de estar pegado al objeto adictivo, en este caso, las redes sociales. En este aspecto podemos hablar de:

-      Conectarse en cualquier lugar y en cualquier momento.
-      No poder dejar de enterarse lo que sucede minuto a minuto en sus redes sociales.
-      Las redes sociales representan un escape a sus problemas o soluciones.
-      Se distrae del trabajo, de sus actividades, de la escuela y está más atento a las redes sociales que los proyectos que tiene que realizar.
-      Hacen propósitos de dejar de estar conectados para en el siguiente minuto no poder controlar la necesidad.
-      Cuando no tienen señal entran en ansiedad, se desesperan y frustran. Se enojan y esto impacta en su ambiente inmediato.

También es cierto que las personas se aíslan, dejan de estar presentes con las personas, en el trabajo, y definitivamente, una de las áreas más afectadas son la pareja y la familia.
Como toda adicción existen patrones persistentes dentro de la esfera afectiva y psicológica. En Cecreto estamos especializados en el trabajo de dependencias emocionales porque la adicción al trabajo es una de ellas.

Contáctanos a través de www.cecreto.com


Las adicción al trabajo se ha convertido en un tema de actualidad

Ana Giorgana
Temas de ActualidadEquipo, Monitor, Usuarios, Editar

La adicción al trabajo y por su nombre en inglés workaholic es un término que apareció en la década de los 60s en un libro de Wayne Oates. Sin embargo, se volvió popular hasta los 90s en relación a los libros de autoayuda y la definición de las adicciones.

Adicción al trabajo: se define como una necesidad excesiva de trabajar de manera desenfrenada. Comportamiento que afecta la salud, las relaciones y todas las esferas del individuo.

Como toda adicción se le considera como un alcohólico al trabajo y de ahí su nombre. No pueden prescindir de estar trabajando en todo momento y todos los días del año.

Como toda adicción la que se encuentra enfocada hacia el trabajo tiene varias dimensiones:
-      Trabajar de manera compulsiva y no poder desprenderse del mismo. Las tecnologías actuales favorecen este tipo de comportamientos. La oficina completa puede llevarse en el móvil.
-      Una fuerte necesidad de tener control. Él hace todo. No delega y su manejo del tiempo y efectividad son ineficientes.
-      Las relaciones interpersonales y familiares se tornan tensas. La pareja reclama y los hijos se encuentran fuera de la esfera de la persona adicta al trabajo.
-      La justificación puede estar sentada sobre la base de querer lo mejor para la familia, pero en el fondo, no disfruta de su vida familiar. Todo es trabajo, trabajo, trabajo.
-      La autoestima y valoración personal se encuentran centradas en el trabajo, éxito, el enfoque se encuentra en los resultados.
-      La salud también sufre un deterioro. No existe tiempo para atenderse. No existe tiempo para nada más allá del trabajo.
-      La falta de trabajo y actividad les genera estrés, tensión, ansiedad y no disfrutan del tiempo libre.

La adicción al trabajo cuenta con ciertas pautas para ser considerado de esa manera, según diferentes especialistas:
-      La idea obsesiva de estar trabajando, de lo contrario sienten que pierden el tiempo.
-      La persona no se reconoce como adicta al trabajo: la familia, los amigos y los compañeros de trabajo son los que le hacen notar este tipo de comportamiento.
-      Una dedicación excesiva del tiempo al área laboral. Deterioro del resto de las áreas de funcionamiento de las personas: familia, ocio, diversión, relaciones interpersonales, esparcimiento, salud, deportes.
-      Renuncian a cualquier actividad porque el trabajo es lo más importante.
Algunos factores de riesgo que pueden estar presentes en la adicción al trabajo
-      Factores económicos.
-      Factores de personalidad.
-      Presiones familiares.
-      Una alta necesidad de éxito, estatus y reconocimiento.
-      Incapacidad de delegar.
-      Temores hacia la autoridad.
-      Alto nivel competitivo.
-      Un ambiente familiar problemático
-      Problemas con la pareja.
-      Una vida afectiva complicada.

Por supuesto, que las personas que muestran una adicción al trabajo no necesariamente, tienen que cubrir con todos los factores que se han mencionado anteriormente.
No todos los adictos al trabajo son iguales: diferencias

Existen algunas características comunes entre este tipo de personas que muestran una adicción al trabajo: necesidad de reconocimiento, perfeccionismo, su autoestima se encuentra en los resultados, prefieren trabajar solos no en equipo.
También se observan. Alta necesidad de tener poder y control. No toman en cuenta las necesidades de otro, se tornan exigentes, demandantes. Y, cuando alcanzan el poder se vuelven algunos de ellos con marcados rasgos narcisistas.

Dentro de las diferencias entre los adictos al trabajo, se encuentran:
-      La persona fuertemente comprometida: dedica largas horas al trabajo. Asume sus objetivos y los realiza. Generalmente se encuentra satisfecho con sus logros.
-      La persona adicta al trabajo de manera compulsiva: dedican largas horas a su jornada laboral. Su comportamiento es impaciente, irascible, le molestan otro tipo de actividades como las familiares o sociales porque le impiden seguir conectado de manera compulsiva a sus actividades laborales. Todo lo que sea fuera del trabajo le parece un fastidio.
-      La persona compulsiva no adicta al trabajo: son personas que se dedican al trabajo de manera comprometida pero no obsesiva. Sus obsesiones se encuentran dentro del ámbito no laboral: deportes, hobbies.

Como toda adicción existen patrones persistentes dentro de la esfera afectiva y psicológica. En Cecreto estamos especializados en el trabajo de dependencias emocionales porque la adicción al trabajo es una de ellas.

Contáctanos a través de www.cecreto.com

Suscríbete a nuestro boletín

foxyform